Comandante Chávez

16.mar.2017 / 09:41 am / Haga un comentario

Foto: Archivo

Foto: Archivo

Prensa PSUV.- El 14 de marzo del año 2008 el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, juramentó a la primera Dirección Nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), este acto se realizó desde Teatro Municipal de Caracas luego de cinco días de un complejo debate, de consultas, fusiones y elecciones absolutamente democráticas y participativas.

Se trata del más grande e importante partido político de Venezuela, que nació el 16 de diciembre de 2006 durante un acto político tras las elecciones presidenciales de ese año, y fue cuando el propio Comandante Chávez hizo mención al proyecto del PSUV. En esa ocasión advirtió que aquellos partidos que decidieran no integrarse en la propuesta saldrían de la coalición oficialista, además de expresar que los votos en la mencionada elección presidencial no eran de los partidos sino del pueblo. Propuso también un esquema organizativo para el nuevo partido similar al que tuvo el Comando Miranda durante la campaña electoral de 2006, conocido como «de batallones, pelotones y escuadras». El mismo consiste en un sistema de militantes de base organizados en agrupaciones que, a su vez, están integradas dentro de otras mayores.

Aquel 14 de marzo 2008, tras la designación de responsabilidades para los miembros de la directiva, el PSUV trabajó en la conformación de los Equipos Estadales de Trabajo Político para completar a la estructuración total de la organización. Allí comenzó el desafío histórico que afronta esta inédita herramienta política de masas, autodefinida en sus documentos.

“El partido nace para eso, mayor calidad revolucionaria, mayor eficiencia política, mayor voluntad, claridad, entereza revolucionaria, claridad ideológica, cohesión, unidad, responsabilidad”, expresó el presidente Hugo Chávez poco tiempo después de la fundación del partido.

En un masivo acto realizado en el Poliedro de Caracas el 29 de marzo de 2008, el Comandante Chávez anunció también las Comisiones de Trabajo de la Dirección Nacional y las Vicepresidencias Regionales del PSUV.

Tras la designación de responsabilidades para los miembros de la directiva, el PSUV trabajó en la conformación de los Equipos Estadales de Trabajo Político para completar a la estructuración total de la organización. Allí comenzó el desafío histórico que afronta esta inédita herramienta política de masas, autodefinida en sus documentos liminares como democrática, antimperialista y anticapitalista.

Antes de comenzar su ciclópea tarea, sin embargo, ya había producido un impacto más allá de las fronteras de Venezuela: a la luz pública se produjo un exitoso esfuerzo por gestar desde abajo una organización política de masas, con netas definiciones ideológicas y un contundente programa de acción, con la aportación de millones de personas, a la vista y escrutinio de todos, en el máximo posible de transparencia y participación.

Implícito en este complejo mecanismo está el factor de mayor relevancia para definir el carácter democrático del hecho PSUV: Chávez, receptor del poder delegado voluntaria y fervorosamente por millones de hombres y mujeres, ha querido y ha logrado transferir ese inmenso poder a la única instancia capaz de gestionarlo sana y sostenidamente: un Partido.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.